En el Norte aun existe un Territorio Salvaje: desde el Mar Cantábrico, hasta las tierras de campos del sur de León, pasando por la gran Cordillera Cantábrica, todo un mundo de paisajes, fauna y flora.
Estás en: Territorio Salvaje/Archive for enero 2013

Independientemente de lo que opine desde el punto de vista ambiental, no cabe duda de que visualmente, algo así jamás podrá dejarte indiferente. Se trata de una mina de oro (Mina El Valle-Boinás) con una mineralogía espectacular, y un aspecto no menos impactante.

Leer más

Otro nuevo amigo. En esta ocasión uno de los carboneros menos frecuentes -en mi experiencia-: el Carbonero palustre (Poecile palustris). No tiene los típicos colores de sus primos, y es ligeramente más pequeño. Su canto es muy característico, y tampoco se está quieto. Más información aquí.

Leer más

Paseando por uno de mis rincones favoritos cerca de León, descubrí, o más bien, fui descubierto, por una pareja de piquituertos. Como llevo poco tiempo de ‘afición’, nunca antes había visto a estas aves, pero ya no se me despistarán. Según he podido leer en las guías, parece que podría ser una jóven pareja, ya que sus tonos aun no son los definitivos y llamativos que pueden alcanzar.

Leer más

El avance imparable del ser humano, ocupando territorios ajenos, y desplazando sin respeto a sus moradores originales, propicia situaciones en las que el contraste entre esa vida salvaje y el entorno modificado chocan especialmente. Es verdad que en ocasiones estas mismas transformaciones humanas facilitan la presencia de ‘otras’ especies, pero sea cual sea el caso, quisiera ir mostrando algunas escenas que reflejen estas situaciones de contraste.

Leer más

En un paseo por Somiedo, nevado, realmente frío, pero apacible, con el cielo algo alborotado, y esta vista del pico Mocoso. He preferido el blanco y negro, porque me encanta las texturas, especialmente la de los árboles con la nieve. (Esta foto va de cabeza a la galería de paisajes )

Leer más

Otra oportunidad más para realizar una silueta de un ave salvaje en su entorno natural. En esta ocasión, este piquituerto hizo un parón en su lucha contra las piñas cercanas, para venir a mi encina a observar al observador, tranquilamente. Al poco de curiosear a mi alrededor, volvió con su pareja a su tarea de ‘despiñonar’. ¡Espero que os guste!

Leer más