En el Norte aun existe un Territorio Salvaje: desde el Mar Cantábrico, hasta las tierras de campos del sur de León, pasando por la gran Cordillera Cantábrica, todo un mundo de paisajes, fauna y flora.
Estás en: Territorio Salvaje/fauna/mamíferos/Nutria comiendo

Bienvenidos al 2017. 🙂 Comienzo el año en la web igual que lo terminé: con un video de uno de nuestros mamíferos, bastante esquivo la verdad, y que nos dio una gran alegría hace unas semanas en un paseo cámara en mano: la nutria.

Acostumbro a caminar lo más silencioso posible, y con ropa discreta, precisamente por si algún día sucede algo como este día sucedió: a muy pocos metros, se levantó una cabeza, que me miró fijamente: una nutria! Retrocedió medio metro, se giró, y, ante mi sorpresa -unos segundos llenos de emociones: ‘quesuerte-mierdaseva-cojolacáamara-nomemuevo-ay-ay-ay’-, el animal decidió volver a su sitio, tan tranquilo, y seguir degustando lo que parecía un pequeño centollo. Los minutos que siguieron a esa decisión, los guardaré en memoria años seguro: la nutria seguía devorando su merienda, era un día muy tranquilo y tan sólo se escuchaba el crujir de la coraza del crustáceo entre los dientes de la lutra, que de vez en cuando me miraba de reojo, no se si por curiosidad, por seguridad, o por casualidad; el caso es que pude, lentamente, soltar el equipo que llevaba, extender el trípode, montar la cámara, ubicarme para esquivar las hierbas altas, todo esto a paso de caracol, de rodillas, y durante varios minutos interminables. Reconozco que hasta una lagrimilla se me escapó, algunos me comprenderéis :).

Os dejo un par de fotos testimoniales del momento, y un fragmento de video donde, al final, la nutria dedica una mirada directa a cámara.

Cuando la nutria tuvo a bien dar por concluido su bocadillo, se acicaló un poco, y se fue muy despacio, hacia el agua. En ese impasse pude adelantarla -todo en cuestión de 5-10 metros- y esperé a que asomase de entre las hierbas más altas: asomó, se paró un rato en la orilla, se acicaló otra vez, y se fue, esta vez definitivamente, con paso tranquilo y un meneo muy gracioso al andar, hacia donde yo ya no podría -ni querría- entrar.

Gracias, nutria!

Nutria.
Encuentro fortuito con una nutria alimentándose.
Nutria comiendo
Parece una nutria vampiro o un nuevo ser mitológico 😀 Pero son las patas del centollo asomando.

Encuentro fortuito con una nutria comiendo un cangrejo de mar.


<< Oso pardo comiendo


Zorro y escaramujos >>

Volver a la portada del blog
[foto]BLOG
Últimas publicaciones