En el Norte aun existe un Territorio Salvaje: desde el Mar Cantábrico, hasta las tierras de campos del sur de León, pasando por la gran Cordillera Cantábrica, todo un mundo de paisajes, fauna y flora.
Estás en: Territorio Salvaje/técnicas,timelapse/teoría/Técnica Time-Lapse (III): Compactas

Técnica Time-Lapse (III): Compactas

Time-lapse con cámaras compactas

No es el método más recomendado, ya que presenta todas las desventajas posibles:

  • No suelen tener intervalómetro
  • No suelen disparar en RAW
  • No suelen tener modo de exposición manual
  • etc…
  • Sin embargo, las más modernas cámaras compactas ‘avanzadas’ sí que pueden tener todas estas características, y alguna más interesante, como el obturador electrónico, de modo que podrían convertirse en herramientas muy útiles para esta modalidad de fotografía.

    Antes de pasar a dar consejos o ejemplos de timelapse con cámaras compactas, y ya que lo he mencionado hace unas líneas, voy a comentar algunos conceptos técnicos interesantes para seguir comprendiendo bien este tipo de técnica:

    1. El Intervalómetro
    2. Aunque no he desarrollado el concepto en capítulos anteriores, el intervalómetro es una pieza CLAVE para la realización de timelapses. Se trata del ‘dispositivo electrónico capaz de regular la frecuencia de la toma de fotografías’, y puede ser un aparato externo conectado por cable o inalámbrico, o bien estar incluido en el menú de funcionamiento de la cámara. Básicamente, permite establecer el tiempo entre cada fotografía -frecuencia-.

      • Incorporado
      • En el propio menú de algunas cámaras, sea cual sea el tipo de cámara, puede aparecer esta función, lo que facilita bastante la realización. Suele consistir en la introducción de una variable: ‘tiempo en segundos entre cada disparo’, de tal modo que nosotros sólo debemos realizar la primera fotografía manualmente, y posiblemente la ultima para detener la secuencia.

      • Externo
      • Mediante un cable -específico para cada cámara- o de modo inalámbrico -infrarrojo, wifi, bluetooth…-, un pequeño dispositivo externo permitirá programar la secuencia de disparos. Existen multitud de dispositivos comerciales, pero también existe la posibilidad de construirnos uno, cosa que en esta web nos gusta mucho hacer* :D. (*ya irá viéndose…).

        • comercial
        • En estos casos suele tratarse de dispositivos que incorporan más funciones, tales como intervalómetro, cuenta atrás, número total de fotos, etc. Permite, como ventaja sobre los anteriores, realizar modificaciones en los parámetros sin mover la cámara, cosa que puede resultar interesante en algunos proyectos.

        • casero
        • Seguramente más adelante redacte un artículo específico para este tema, ya que de electrónica aun no he comenzado a tratar en la web. A modo de aperitivo, os animo a ver algún tutorial sencillo en los muchos sitios interesantes de ‘Hazlo Tú Mismo’ que existen. En esencia, se trata de emplear un microcontrolador, una pantalla, algunos botones, y un modo de conectar la cámara -generalmente un cable-. Mi favorito es Arduino, (todo un mundo por explorar…). Os recomiendo, por ejemplos, algunos sitios web imprescindibles sumergirse en el mundo DIY (Do It Yourself, Hazlo Tú Mismo): Instructables, Make, etc. Generalmente, el tema ‘intervalómetro’ está más asociado al mundo reflex con (SLR, DSLR) o sin (EVIL) espejo, pero como es posible su uso en tantos modelos de compactas avanzadas (BRIDGE), me veo obligado a mencionarlo y explicarlo aquí. De hecho, ilustraré con un ejemplo realizado con una compacta avanzada y un intervalómetro comercial externo.

    3. El obturador electrónico
    4. Otro concepto importante a tener en cuenta. A grandes rasgos, el obturador es el elemento de la cámara que deja pasar la luz una cantidad de tiempo para hacerse la foto. Pueden ser de muchos tipos, pero no los voy a explicar, tan sólo lo que nos puede interesar:

      • Obturador de plano focal
      • Es un tipo de obturador de cortinas, en el cual dos piezas sincronizadas a la velocidad establecida se mueven para dejar pasar la luz. Es el tipo básico en la mayoría de cámaras reflex o evil. Al ser mecánico, tiene algunas limitaciones de velocidad, y es algo más ruidoso. Su vida útil es también mas limitada.

      • Obturador electrónico
      • Es el tipo básico en cámaras compactas, y puede ser más veloz, más silencioso, y tener una vida útil muchísimo mayor. Es una gran ventaja para timelapse.

      Hay otros tipos de obturadores, como los ‘obturadores centrales’, propios de cámaras de medio-gran formato, de las que no voy a hablar, ya que no son apropiadas para esta técnica.

    Compactas sencillas

    Cámaras pequeñas, con objetivos pequeños y no muy luminosos, generalmente con zoom óptico integrado, con o sin visor óptico, con sensores de pequeñas proporciones aunque tengan elevada resolución, sin modos manuales reales, generalmente disparan sólo en formatos comprimidos -jpg-…

    En estos casos, resulta complicado poder realizar timelapses, la verdad. Recuerdo algunos modelos de Pentax que hace ya bastantes años tenían intervalómetro en el menú, de tal modo que ponías la cámara en un trípode, programabas la frecuencia, y te despreocupabas. La propia cámara generaba el resultado final, así que no tenías mucho margen de maniobra en la edición.

    A modo de anécdota, recupero algún video de youtube donde algún manitas ideó un sistema para, de modo mecánico, presionar el botón de disparo cada X tiempo. Es de risa, y no creo que nadie vaya a realizar algo así hoy día, pero, como curiosidad, era gracioso:

    Una vez que tenemos modo de programar la frecuencia, ya podríamos hacer algún timelapse ‘a lo loco’, pero el resto del procedimiento, como será común, lo detallaré al final de este artículo.

    Compactas avanzadas

    Cámaras algo más grandes, con objetivos no-intercambiables y zoom óptico, sensores más grandes, ópticas más luminosas, modos completamente manuales, obturador electrónico,con visor electrónico -generalmente-, pantallas abatibles, menús y modos avanzados en ocasiones con intervalómetro incorporado, etc…

    En estos casos, si logramos controlar bien la calidad de las tomas, podremos tener una buena herramienta para explorar esta técnica en profundidad: timelapses básicos de día, de noche, de larga exposición, en movimiento, etc.

    Flujo de trabajo básico

    1.- el material

    cámara + intervalómetro + trípode + …

    Ya tenemos la cámara, ahora necesitamos que esté bien fijada, y eso lo podremos conseguir con un trípode, o algún otro tipo de soporte estable. Si la cámara tiene intervalómetro interno nada, pero si lo tiene externo, lo conectamos. Debemos asegurarnos de tener batería a tope, y espacio en la tarjeta de memoria, ya que se acumularán un buen número de fotos.

    Material preparado para timelapsear.
    No es el caso más sencillo: he utilizado un prototipo de base motorizada en lugar de un trípode, y un intervalómetro externo.
    2.- la composición

    el angular + la luz + los sujetos + …

    Probablemente sea la parte más importante de todo el proceso:

    • Generalmente, es mejor utilizar un objetivo angular, que capte una visión amplia del entorno, y donde se notará menos los posibles movimientos involuntarios de la cámara por viento, etc.
    • Párate a pensar un rato en la composición, ya que el tiempo invertido será grande entre tomar la secuencia y su revelado.
    • Elige algún sujeto de interés: un paisaje precioso sin ningún elemento dinámico generará un timelapse sin mucho interés. Un simple charco donde se reflejen las nubes pasando podría resultar en un timelapse espectacular…
    • Procura tener varios niveles de profundidad en la escena, y que ésta sea equilibrada, nada muy orillado o excesivamente centrado.
    • Evita que la luz sea muy frontal: generará variaciones incontrolables de luz.
    • Procura evitar los momentos de cambio de luz, como atardeceres hasta el ocaso.
    Composición elegida.
    En este caso, elegí un encuadre sencillo del río, donde el elemento dinámico será el agua.
    3.- los cálculos

    intervalos + tiempos totales + duración total + …

    Lo primero de todo, será configurar la cámara en modo manual siempre que sea posible. Si esto no es posible, mejor coloca el dial o el menú en un modo apto para paisaje, que aumentará la profundidad de campo.
    En función del dinamismo de la escena que queramos retratar, y haciendo unas cuantas pruebas, llegaremos a intuir qué intervalo es más apropiado para generar nuestro timelapse. Por ejemplo, si hace cierto viento, y las nubes evolucionan rápido, podríamos poner hasta un intervalo de 1 o 2 segundos, mientras que si se trata de una apacible tarde en la orilla del mar, donde las nubes avanzan lentamente, podríamos establecer un intervalo de hasta 5 o 10 segundos. Prueba, e interioriza.

    Generalmente, generaremos secuencias con una tasa de fotogramas por segundo de unos 25 fps, por lo tanto, para un segundo de timelapse necesitaremos 25 fotogramas. Si estamos tomando una foto cada 5 segundos, eso hace un total de 25×5 = 125 segundos, es decir, necesitaremos 2 minutos para generar un segundo (21 minutos para generar 10 segundos de timelapse). Valores típicos en la tabla:

    Estos valores son básicos para condiciones ‘normales’ de buena iluminación, velocidades ‘normales’ de obturación, sin cambios bruscos, etc. Para condiciones más exigentes, como atardeceres, tomas nocturnas, larga exposición con filtros, etc, la cosa cambiará. Ya lo veremos.

    4.- el procesado

    revelado + empaquetado (adicionalmente: música, transiciones, texto…) + …

    En el más básico de los procesados, simplemente uniremos los jpg’s resultantes en un formato de video que reproduzca 25 fotos por segundo. Un buen programa para simplificar esta tarea es ‘Time Lapse Assembler‘, para sistemas operativos MAC OS X, aunque puedes encontrar un montón de alternativas aquí.
    Una vez tenemos la secuencia, y según qué software hayamos utilizado, podremos editarlo para meter algo de música y texto después, o durante la creación de la secuencia.

    He dado por hecho que con vuestra compacta no habéis podido disparar en formato RAW, de modo que el procesado apropiado para este formato lo detallaré más adelante, en el capítulo dedicado a cámaras reflex y similares.

    5.- el resultado

    el timelapse

    Finalmente, mostramos el resultado. Ten en cuenta que debes ser generoso a la hora de tomar las fotos: muchas veces, la ansiedad nos hace andar cambiando de encuadre cada poco, y suelen quedar secuencias muy breves, que si luego pretendemos unir con alguna transición, se vuelven más breves aun. En este caso, uní varias secuencias con diferentes encuadres del mismo motivo para intentar desarrollar una idea.

    Río Trubia. © Javi Roces

    Casos especiales

    Cámaras deportivas

    Hoy día existe en el mercado una gran variedad de modelos de pequeñas cámaras deportivas, tipo ‘gopro’, que poseen en su software la utilidad ‘timelapse’. En esencia, la teoría será la general de las cámaras compactas, si bien presentan alguna particularidad, como el hecho de tener, en general, unos objetivos muy angulares, que nos obligarán a tener en cuenta, a la hora de componer, la disposición y distancia de los elementos del entorno, ya que fácilmente podrían deformarse, así como el horizonte, que podría curvarse de un modo excesivamente irreal. Una curiosa modalidad, también realizable con otros tipos de cámaras, es el llamado ‘hyperlapse’, resultado de realizar un ‘timelapse’ en el que la cámara cambia de posición, es decir, se desplaza. Podrías poner, como ejemplo sencillo, tu pequeña cámara en un soporte ventosa en la luna del coche, y hacer un timelapse mientras te desplazas, obteniendo un resultado bastante espectacular. Lo describiré más adelante cuando comente algunas técnicas asociadas al timelapse.

    Aquí un ejemplo:

    Ejemplo de Hyperlapse.

    Cámaras de fototrampeo

    Quiero comentar este tipo de cámara por una cosa muy concreta. Estas cámaras se crearon básicamente para activarse al identificar movimiento en su proximidad. Sin embargo, casi todas añaden la opción de intervalómetro. Como es frecuente colocarlas largos periodos de tiempo, pueden programarse para realizar, por ejemplo, una foto al día a determinada hora, de modo que se puedne realizar timelapse de ‘largo plazo’ que pueden permitirnos, por ejemplo, apreciar el transcurso de las estaciones. Aun no he realizado ninguno de estos videos, pero os muestro un ejemplo obtenido de Youtube.

    Timelapse de largo plazo.

    Ahora que ya hemos comentado gran parte de los conceptos básicos, será más fácil abordar el tema Timelapse con cámaras reflex -o similares- en el próximo artículo. ¡Gracias por leer!


<< Mirlos acuáticos


Aves primaverales >>

Volver a la portada del blog